Eine Frau in Berlin

Berlín es bastante conocido por su estilo hipster, por sus personajes vestidos con colores y estampados imposibles y, sobre todo, por la ropa de segunda mano, siendo su máxima expresión los famosos Flohmärkte.

Flohmarkt, literalmente mercado de las pulgas, es un lugar donde particulares llevan pertenencias de las cuales se quieren desprender, ponen un chiringuito y se sacan unas perras. Suelen tener lugar los fines de semana, con preferencia los domingos(tras un buen brunch para limpiar la techno-resaca). También reciben el nombre de Trödelmärkte (mercadillo de cachivaches). Y eso son, un mar de cachivaches y personas curiosas que se mueven de puesto en puesto, sorprendiéndose con cada nuevo descubrimiento: mira qué chapas de la DDR, y esta Polaroid (geil!), pues mira estos pantalones dorados pata elefante… También hay, entre puesto y puesto de objetos de segunda mano, artistas que aprovechan estos eventos para darse a conocer y vender sus obras. Así te puedes encontrar desde gente que te hace hebillas para cinturones, como pendientes de cristal como pulseras de vete-tú-a-saber-qué. Además, para no morirse por deshidratación o hambre, siempre te encuentras un Imbiss o un puesto de zumo de naranja (mmm, como el de la entrada del Flohmarkt de mauerpark, qué rico!).

via depaseoporberlin


25. Oktober 2011 Presse

Comments are closed.

1232 -